Una mañana típica en el día de un mountainboarder

Despertar con el sol. Poquita luz, y un silencio casi total en tu casa y en la calle.
Desayunar. Rápido porque las ganas no te dejan perder más tiempo.
Agarrar tu ropa, esa vieja y con hoyos que hasta se despintó de tanto polvo y tierra que ha conocido.
Tomar tu tabla, revisar si las llantas tienen suficiente aire, que todos los tornillos estén apretados y salir.
Afuera, el aire fresco de la mañana te anuncia un bonito día, y escuchas los pájaros, despiertos desde la misma hora que tú, desde el amanecer.
Aventar al carro tu tabla y mochila en la cual ya preparaste tu equipo y una botella de agua. Lo mínimo. Lo necesario.

Manejar en las calles vacías y tranquilas, en esas horas matutinas. El sol sigue bajo y la luz está bonita. El aire está despejado, y admiras las montañas a tu alrededor, mientras vas saliendo de la ciudad.
Llegar. Estacionar tu carro, poner tu mochila en la espalda y empezar a caminar, con tu tabla en la mano.
Subir el cerro. Alegrarte por el conejo que acaba de cruzar el camino frente a ti a toda velocidad. La tierra está ligeramente húmeda y la temperatura agradable.
Llegar a la cima del cerro. Observar el paisaje a 360 grados y darte cuenta que nevó sobre los volcanes durante la noche.
Abrir tu mochila. Ponerte tu equipo mientras pasa corriendo una lagartija entre tus pies, y apretar tu casco.
Subirte a tu moutainboard y apretar los fijadores alrededor de tus pies.

Y por fin, lanzarte en esa bajada. Seguir este camino entre los árboles, cada vuelta que das levanta una pequeña nube de polvo que se queda atrás.
Salir del camino y aventurarte al pasto, saltar para evitar una piedra. Un montículo de tierra te permite dar un impresionante salto, y un pequeño derrape te hace bajar la velocidad.
Sientes el aire fresco en los cachetes y la adrenalina apoderarse de tu cuerpo con la velocidad. Sientes que tu tabla es la prolongación de tus piernas, que le tienes un control total. Sientes que la tierra, tú y tu mountainboard son una misma cosa. 
Un magnífico powerslide pone un fin a este recorrido, en una enorme nube de polvo, levantada por las llantas de tu tabla.
Te llega entonces un agradable sentimiento de satisfacción, que te llevará cerro arriba una y otra vez, sin importar la distancia o la pendiente.

Esto es mountainboard... y falta tanto por contar.

Martino

 

De las ventajas de la temporada de lluvia

La temporada de lluvia  en México es muy marcada. Después de la mitad del año sin lluvia, llegan los meses húmedos. A la mayoría de la gente no le gusta esta época del año porque se inundan las calles, porque tienen goteras en su casa, porque ya no sale tanto el sol, y por mil razones más. Siguiendo este razonamiento, muchos riders no se atreven a salir. Yo creo que es un error y que al contrario hay que aprovechar esta temporada por todas las razones que les voy a enumerar:

  1. Ya no hay polvo como durante el resto del año, así evitas regresar "empanizado" a tu casa. Otro punto importante es que cuando frenas, por lo menos ves algo y no te asfixias en el polvo que levantaste. 
  2. Obviamente con poquito sol, hace menos calor y te permite rendir mucho más sin cansarte tanto.
  3. Se supone que el mountainboarder es un amante de la naturaleza, o por lo menos un poco; lo que lo lleva a subir cerros y montañas para practicar su deporte favorito. En temporada de lluvia, todo se pone verde, y el paisaje es totalmente distinto.
  4. Cuando la tierra está mojada, el deslizamiento es perfecto, y tienes más control sobre tu mountainboard.
  5. Y para terminar, dar un ride en mountainboard cuando está lloviendo, es una cosa increíble. Primero casi no hay nadie con quién estás obligado a compartir el camino (de repente hay carros, motos, etc.). Y en segundo lugar, que te llueva encima, tener una visibilidad reducida y regresar a casa totalmente mojado y lleno de lodo te da una sensación muy padre de estar vivo. Sientes que los elementos no fueron muy clementes contigo, y a pesar de eso, bajaste el cerro sin quejarte, enfrentando la lluvia y el viento.

Estas son las principales razones por las cuales me gustan andar en mountainboard durante la temporada de lluvia, obviamente esta lista no es exhaustiva; y les recomiendo mucho salir a la montaña en esos meses de poquito sol. Es una excelente experiencia.

Les dejo una foto tomada desde la carretera un día que fui al Zapotecas, para que se den una idea del clima que me tocó.

¡Les deseo una bonita temporada de lluvia, y un excelente ride!
 

Martino

Controla tu velocidad

¡Buen día chavos!

En entradas anteriores vimos como pararse por completo en una bajada, gracias al powerslide. Es bueno saberlo, por no decir indispensable. Sin embargo, cuando el ride está bueno, no te quieres parar, pero sí quieres bajarle la velocidad a tu tabla para guardar el control completo.

Existen varias técnicas para lograrlo.

  • La primera, muy recomendable para los que empiezan en el deporte, es bajar la presión de tus llantas. Permite que tu mountainboard no agarre tanta velocidad. Mientras va aumentando tu nivel y control de tu mountainboard, le podrás aumentar la presión.
  • Otra opción muy recomendable es efectuar vueltas mientras vas bajando. Entre más vueltas, y entre más cerradas sean estas, más control tendrás sobre la velocidad.
  • Puedes también efectuar vueltas, dejando las llantas traseras deslizarse poquito. Esto es un poco complicado y requiere mucha práctica para encontrar el equilibrio entre el powerslide y la vuelta que te permitirá volver a agarrar rápidamente tu trayectoria, sin caerte hacia adelante.
  • Una buena forma de no dejarte llevar por tu tabla, es usar los elementos que tienes a tu alrededor. Me explico. Si andas en un camino de tierra relativamente dura, puedes usar varios elementos para frenar:
    • El pasto: es un elemento muy eficaz para bajar rápidamente la velocidad de tu tabla. Entre más alto, mejor.
    • Montículos de tierra suelta: también dirigiéndote a aquellas zonas, alcanzarás disminuir el ritmo de la bajada.
    • Las piedras: representan una forma muy rápida de bajar la velocidad, ¡¡pero ojo!! Revisa bien primero el tamaño de éstas y asegúrate que puedas pasar por encima sin que bloqueen tus llantas. Sino, estará bueno el ma#$&zo! Para disminuir los riesgos de caída, pon más peso sobre tu pierna trasera, para facilitar el paso de las llantas delanteras sobre las piedras.
    • La arena: es también muy eficaz, pero presenta el mismo tipo de riesgo que las piedras. Frenas bruscamente, así que checa bien que tan profunda es la capa de arena antes de meterte. Puedes disminuir este efecto poniendo tu peso hacia atrás.
    • Todo lo que encuentras: charcos de agua o lodo, hojas muertas, etc. La clave es leer el terreno y aprender a usar todo lo que tengas a tu disposición.

 

El vídeo que les dejo ilustra como puedes usar el pasto y montículos de tierra suelta para disminuir tu velocidad, y asegurarte una buena sesión de mountainboard.

Así que... ¡a practicar chavos!

Martino

Boardercross

¡Buen día banda!

En una entrada anterior, hablamos de las diferentes disciplinas que existen en mountainboard. Una de ellas es el boardercross (o boarderX). Para los que están familiarizados con el snowboard, es muy similar a la disciplina del mismo nombre practicada en ese deporte. la mayor diferencia es que no se practica sobre nieve, sino sobre tierra.

Varios competidores (normalmente 4) bajan juntos una pista con curvas y saltos, el objetivo siendo llegar abajo en primera posición. Ilustración en imágenes.

¡Que disfruten!

Martino


Evitar los ch#¿"dazos en mountainboard

Por lo general, la primera vez que alguien ve una persona bajando un cerro en mountainboard, piensa que es deporte muy peligrosos para locos que se han de dar unos buenos ch#$&gadazos. U otros pensarán que se ve chingonsísimo y que tienen que conseguir una.

Hay que desmitificar un poco esta primera idea. El mountainboard puede ser un deporte peligroso, cierto. Pero no más que el esquí, el snowboard, el mountainbike y mucho menos que el parapente por ejemplo.

 

Hay dos cosas que tienes que hacer una vez que tienes tu tabla. 

    Primero, cómprate protecciones: casco, rodilleras, coderas, muñequeras y guantes (los guantes pueden ser de jardinero, te ahorrarás unos pesos y son suficientes para el uso que vas a hacer de ellos). 

    Segundo, tienes que aprender a frenar y a pararte. Puedes reducir tu velocidad gracias a los elementos del terreno donde estás (pasto, piedras, arena, etc). Eso lo veremos más adelante. Pararte por completo es por ahora lo más importante. Trataré de explicar un poco cómo realizar el powerslide que te permite frenar y que puede tener aparte una función estética cuando está bien hecho.

 

Al principio, trata nada más de dar vueltas de 90 grados a la derecha (si eres goofy), o la izquierda (si eres regular). Trata de realizar tus vueltas cada vez más cerradas, y con cada vez más velocidad. Pon todo tu peso sobre tu pierna delantera, agarra la parte delantera de la tabla (entre las puntas de tus pies) con tu mano trasera y la velocidad hará que las llantas traseras se deslicen solas hasta que te puedas parar. Para evitar que las llantas se pasen al frente durante el derrape (180 grados), trata de equilibrar la fuerza de manera igual entre tus dos piernas. Lo ideal es intentar al inicio en un terreno bastante "resbaloso", en otros términos terrenos arenosos, pasto, etc.

Pero unas imágenes valdrán más que mil palabras, así que les dejo un vídeito.

Esperando que les sirva esta entrada, les mando saludos!

Martino 



¿Y en la práctica...?

¿Qué onda banda? 

Bueno, ya que vimos qué es el mountainboard, a que se parece una tabla, los que no conocen el deporte para nada se han de preguntar "A ver,  y  sino en práctica, qué es esta cosa?"

Así que les preparé un pequeño vídeo para que se den una idea  de cómo se puede practicar este deporte.

Les  pido ser indulgentes, ya que empecé el mountainboard hace poco (3 meses), y tampoco soy profesional en la edición de vídeos. Espero que gracias a estas imágenes se podrán dar cuenta de la infinidad de terrenos posibles que existen para bajar cerros, calles, o todo lo que se les ocurra; y que el mountainboard es una excelente manera de aprovechar paisajes increíbles. Disfruten!

Saludos!! 

Martino


Fin de semana de ride

¡Buen día chavos!!
Les vengo a platicar de mi último fin de semana que fue bastante intenso en ride.

EL ZAPOTECAS

El sábado me lance para el Zapotecas, junto a Cholula, como todos los sábados desde hace un rato. Como el cerro es bastante grande, decidí caminar más para descubrir nuevas pistas. En la parte alta me encontré con caminos muy chidos, y si fuera poco con una espectacular vista al Popocatépetl, al Iztaccíhuatl y al cerro de la Batea. En fin un muy buen spot que seguramente me permitirá divertirme mucho en un futuro muy próximo.

LA MALINCHE

El domingo, dirección la Malinche, en el Estado de Tlaxcala. Después de 2 horas y tanto de subida cargando 10 kgs, llego en la parte del arenal donde decido no subir más ya que las partes más altas no son tan practicables, y la multitud de gente (nunca había visto tanta, venían a ver la nieve) me hacían sentirme como animal de circo. Una señal que el mountainboard es muy poco conocido en México.
Partiendo de 4000 metros y tanto, la parte baja del arenal está muy chida, aunque el camino esté de repente demasiado estrecho para poder frenar bien. Otras son simplemente impracticables para él que no se quiere matar con su tabla; y toda la parte del bosque está excelente: tierra fina y dura, camino suficientemente ancho para los powerslides, curvas, saltos, etc. Muy muy chido, aunque bastante cansado a nivel físico. El único punto negativo (específico a ese día): la gente. Muy seguido estaba obligado a esperar que pasara la gente para bajar. Pero en resumen: una muy buena sesión ride, y la confirmación que se puede “ridear” volcanes de más de 4000 metros.

Moraleja de la entrada: México tiene un chooooooorro de cerros, volcanes, montañas, hay que aprovecharlos. ¡Así que chavos, saquen sus tablas!

Martino

La Malinche

La Malinche


¿Qué es el mountainboard?

¿Qué es el mountainboard?

El mountainboard nació hace algunos años (1992-1993), de la voluntad de unos chavos en Estados Unidos de practicar snowboard todo el año. Desafortunadamente, por cuestiones climáticas, sólo podían sacar sus tablas un par de meses en invierno, hasta que tuvieron la idea de ponerles llantas a sus tablas. Así resolvieron el problema y podían practicar el año entero. Obviamente, se hicieron varias modificaciones al prototipo inicial que pesaba algo como 14 o 15 kgs. Las tablas se hicieron cada vez más ligeras, más cortas, más sólidas y prácticas de usar. Hoy, en el 2012, podemos decir que tenemos tablas de muy buena calidad, y existen diferentes fabricantes y marcas.

Entonces el mountainboard es algo que se deriva del snowboard, y que se parece bastante en la forma de manejar la tabla, con mucho menos deslizamiento. Tiene que ver también con el skateboard, sobre todo en su versión Freestyle; y con el mountainbike downhill en el sentido de que en los dos deportes se trata de ir montaña abajo.

¿Cómo está hecha una mountainboard?

Es una tabla más grande que una de skateboard, y más chica que una de snowboard; generalmente de 90 a 110 cms. Encima de la tabla se encuentran los bindings (o sujetadores, o amarres) abiertos (para meter y sacar los pies rápidamente) o cerrados, es decir de tipo snowboard, que mantienen el pie completamente fijo en la tabla. Debajo de la tabla, se encuentran los trucks. Pueden ser parecidos a los de un skateboard, sin embargo más anchos porque las llantas vienen "afuera" de la mountainboard. Existen otros modelos con sistema de suspensión, en los cuales los trucks están constituidos de dos resortes que ofrecen mayor estabilidad a la mountainboard.
 

Y los últimos elementos característicos de las mountainboards son las llantas. Son 4 y miden entre 8 y 12 pulgadas según los modelos. Están montadas en rines de plástico o aluminio y una cámara de aire permite que se puedan inflar y desinflar según la dureza y pendiente del terreno. 

 

Existen tres disciplinas principales en el mountainboard. La primera es seguramente la más natural para este tipo de tabla.

  • El freeride

Ésta es la práctica más sencilla y atrayente (por lo menos al principio) del mountainboard. Se trata aquí simplemente de bajar una montaña, un cerro o todo lo que se ve inclinado. La tabla se maneja perfectamente bien en varios tipos de terreno, de hecho casi todos: pasto, caminos de tierra, bosque, asfalto, cemento, etc.

  • El boardercross

El boardercross es una carrera de varios mountainboarders que bajan en una pista de tierra, compuesta de curvas, peraltes y saltos. A menudo se organiza una competencia de downhill (uno por uno en la misma pista, y gana el mejor tiempo) para determinar el orden de salida de los riders en el boardercross.

  • El Freestyle

Esta disciplina pide tal vez más entrenamiento y destreza que las demás. Se trata de realizar “tricks” en el aire, en todo tipo de rampas o barras metálicas fijadas en el suelo. Muchas veces se organizan competencias de Big Air, que se realizan en una rampa de gran tamaño.

Básicamente, el mountainboard se puede practicar en cualquier lugar, hasta en skateparks. Lo que hace a este deporte tan padre es justamente esta sensación de libertad, y de poder andar por donde sea.

¡Así que chavos, a sus tablas!

Martino


Bienvenidos al mundo del mountainboard

!Chavas y chavos bienvenidos!

Este blog tiene el objetivo de difundir la práctica y la cultura de un deporte en pleno auge en México, el mountainboard, y seducir a nuevos practicantes.

Encontrarán todo tipo de información relacionada con este deporte, desde cómo practicarlo, en qué lugares, cómo dar mantenimiento a su equipo, técnicas de ride, fotos, vídeos, eventos internacionales, ...

esperando que los aficionados y newbies puedan encontrarse gracias a este blog para ir a patinar juntos, les dejamos una foto de una mountainboard para que se den una idea de lo que es, y donde se puede practicar.

¡Saludos! ¡Y a sus tablas!

Martino