La época navideña: una de las mejores para el mountainboard

Se acerca rápidamente la Navidad, una de las mejores épocas del año para el mountainboard. Te explicamos brevemente por qué deberías de aprovechar estos días para dedicarle todavía más tiempo a tu deporte favorito.

  • El clima

En muchas regiones del mundo (Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, etc.), la llegada del invierno es sinónimo de fin de temporada de mountainboarding por razones climáticas. Empiezan en varios lugares las heladas, el frío, y la nieve.

Afortunadamente en México, tenemos un clima muy agradable que nos permite practicar el año entero. Durante el periodo navideño, encuentras el clima ideal: no hay lluvias, la temperatura no está ni demasiada baja ni demasiada alta, y el sol no pega tan fuerte.

Tener un clima seco esos días te evitará regresar lleno de lodo a casa, y andar en pistas mucho más rápidas. La temperatura te permitirá aumentar tu rendimiento sin agotarte en poco tiempo. Y obviamente, el sol te dejará descansar un poco sin que tengas que volver quemado a casa.

  •    Las vacaciones

Para muchos, Navidad también es sinónimo de vacaciones. Y en muchos casos, son vacaciones “en casa”.  ¿Por qué no aprovechar estos días para salir a andar en mountainboard? Este deporte, cómo ya lo sabes, nunca requiere que vayas muy lejos de tu hogar. Una mañana o una tarde es suficiente para una buena sesión, y por lo menos tendrás la satisfacción de haber hecho algo de tu día, que no haya sido tener las nalgas pegadas al sofá en frente de la TV o la computadora.

Si tienes vacaciones por estas fechas, hay chances que varios de tus amigos también. Cómo seguramente no tienes planes de salir de viaje a ningún lado con tu familia, organiza un día, dos, tres con tus amigos para ir al cerro más cercano (o más lejano, según los gustos). Una buena sesión de mountainboard entre amigos es algo increíble y memorable. Si eres de los que practican sólo, la época navideña es la indicada para sacar a tus amigos novatos y enseñarles cómo se hace. Crea poco a poco tu comunidad mountainboardera en tu ciudad, o tu pueblo; y empieza a crear recuerdos fuertes con tus amistades. Al poco tiempo verás los resultados: momentos compartidos fuertes, una actividad regular sana al aire libre, y un nivel creciendo día a día.

  • Los regalos

De los varios sinónimos que le encontramos a la Navidad, uno de los más evidentes y esperados por todos es seguramente... los regalos. Lo mejor en los regalos de Navidad, es que puedes "pedir" a Santa lo que quieres. Obviamente, se razonable y no vayas a pedir algo inalcanzable como un carro, porque la decepción será grande el mero día. En otras palabras, pide lo que te puedan regalar conforme al presupuesto de la persona que te hará el obsequio. ¿Necesitas coderas para ir al cerro? Adelante, son muy accesibles. ¿Un casco? ¿Un peto? ¿Unas llantas? Puedes pedir hasta tu mountainboard completa. Si se sale del presupuesto, propónle a Santa pagar una parte, que le darás de enero a marzo, y no tengas miedo a usar tu aguinaldo, para eso sirve! Ahora, ya sabes que tienes que hacer. Si tienes vacaciones, agarra tu equipo y sal de inmediato al cerro. Y si trabajas, pues ni modo, nada más desayuna, báñate y lánzate a la chamba ;) Y espera el siguiente fin de semana para practicar.

¡¡Feliz Navidad a todos, riders!!

Martino